Corsair HX1000i, análisis: modularidad y eficiencia con una alta calidad de construcción

0


Hace un par de semanas tuvo lugar la presentación de las Corsair HX1000i y Corsair HX1500i, dos fuentes de alimentación con las que Corsair renovó su gama alta y demostró, una vez más, que es uno de los jugadores más importantes dentro de este sector. A simple vista, las especificaciones de las Corsair HX1000i y Corsair HX1500i eran prometedoras, ¿pero cómo se comportarán estas fuentes en un entorno de pruebas real?

Gracias a Corsair España hemos tenido la oportunidad de probar la Corsair HX1000i, una fuente que ciertamente se perfila como la opción más interesante para la mayoría de los usuarios, ya que tiene potencia más que suficiente para alimentar cualquier tipo de configuración actual, y no tendrá problemas para lidiar con las tarjetas gráficas de nueva generación. Sí, me refiero a las GeForce RTX 40 y a las Radeon RX 7000.

Corsair HX1000i

Para que tengáis una visión más clara de lo que ofrece la Corsair HX1000i vamos a ver primero sus especificaciones clave, echaremos un vistazo a sus componentes y finalmente veremos los resultados que hemos obtenido con nuestro banco de  pruebas, así como la interfaz que nos presenta iCUE y todas las opciones de configuración y la información que tenemos. Como siempre, si tenéis cualquier duda podéis dejarla en los comentarios.

Corsair HX1000i, primer vistazo

Corsair HX1000i

La Corsair HX1000i es una fuente ATX que tiene un diseño clásico, aunque con matices que revelan que estamos ante un modelo de gama alta. Esto queda claro por la calidad de construcción que transmite al tacto, y también por detalles como el logotipo de Corsair, situado en la parte central del ventilador, que tiene una terminación muy cuidada. La combinación de diferentes tonos de color negro y las letras en blanco le dan también un toque elegante y le permiten encajar sin problemas en cualquier configuración, aunque normalmente las fuentes de alimentación suelen quedar escondidas.

Como cabía esperar de una fuente de su gama, la Corsair HX1000i tiene un diseño totalmente modular, lo que significa que podemos conectarle únicamente el cableado que vamos a utilizar. Esto representa una ventaja importante, ya que nos permite conseguir montajes más limpios y minimizar el cableado.

Corsair HX1000i

Con todo, y de cara a futuras ampliaciones de vuestro PC, siempre es buena idea tener presente que puede ser bueno dejar montado uno o dos cables SATA, PCIe o de accesorios adicionales aunque no vayamos a utilizarlos en el momento, especialmente si vamos a realizar un montaje que pueda impedirnos acceder cómodamente a la fuente en un futuro. Esto evitará que tengamos que desmontar y volver a montar, os lo digo por experiencia propia.

La Corsair HX1000i cuenta con los clásicos conectores de 24 pines para la placa base, viene con 8 conectores de 8 pines PCIe-CPU (cada cable PCIe tiene dos salidas de 6+2 pines), seis conectores de 6 pines SATA-PATA y un USB Type-C a USB 2.0 que irá conectado a la placa base, y que nos permitirá que iCUE reconozca la fuente de alimentación y muestre información de gran utilidad. También nos permitirá acceder a funciones muy interesantes.

Corsair HX1000i

Como sistema de refrigeración activo la Corsair HX1000i viene con un ventilador FDB (Fluid Dynamic Bearing) de 140 mm, que garantiza una alta capacidad de enfriamiento manteniendo un bajo nivel de ruido, y asegurando una larga vida útil, aunque este solo entrará en funcionamiento cuando la carga de trabajo supere un umbral determinado, gracias a la tecnología Zero RPM Fan Mode que ha utilizado Corsair.

Cables incluidos y tecnología utilizada en la Corsair HX1000i

Para que podamos aprovechar todas las prestaciones que ofrece la Corsair HX1000i nada más sacarla de la caja Corsair ha incluido una gran cantidad, y variedad, de cableado. Vamos a echar un vistazo a todo lo que tenemos:

  • Tres cables CPU de 8 pines (650mm ± 10mm).
  • Dos cables mólex (750mm ± 10mm) con cuatro conectores.
  • Dos cables SATA (800mm ± 10mm) con cuatro conectores.
  • Cable ATX de 24 pines (610mm ± 10mm).
  • Tres  cables PCIe de 8 pines (775mm ± 10mm) con dos conectores de 6+2 pines cada uno.
  • Cable USB Type-C a USB 2.0 de 10 pines (525 mm ± 25mm).

Corsair HX1000i

Tenemos todo lo que necesitamos para montar prácticamente cualquier tipo de configuración, incluso aunque vayamos a utilizar varias unidades SATA y múltiples periféricos, o una tarjeta gráfica tope de gama.

Saltamos ahora a ver las tecnologías y certificaciones que incluye la Corsair HX1000i, y nos encontramos con un abanico muy completo que no hace más que confirmar lo que ya habíamos dicho, que esta fuente es un modelo de primer nivel, y que encaja por méritos propios dentro de la gama alta. Cuenta con certificación 80 Plus Platinum, que garantiza una eficiencia mínima del 92% con un 50% de carga, y dispone de diferentes tecnologías de protección:

  • OCP (protección contra sobrecorriente): bloqueará la fuente de alimentación si algún riel se sobrecarga más allá del nivel seguro.
  • OVP (protección contra sobretensión): bloquea la fuente de alimentación cuando los voltajes exceden las especificaciones recomendadas por el fabricante.
  • UVP (protección bajo voltaje): si los voltajes caen por debajo de las especificaciones mínimas se producirá el bloqueo de la fuente para evitar daños irreversibles que, además, podrían afectar a otros componentes.
  • SCP: (protección contra cortocircuitos): en caso de cortocircuito de bloqueará la fuente de alimentación para ponerla a salvo, y también para proteger otros componentes.
  • OTP (protección contra exceso de temperatura): previene daños por exceso de calor, desactivando y bloqueando la fuente. Esto es clave, sobre todo si vamos a utilizar la fuente en climas muy calurosos.
  • OPP (protección contra sobrecarga): en caso de que la potencia de salida total de la fuente de alimentación supere un nivel seguro la fuente de alimentación se bloqueará, evitando daños que podrían afectar tanto a la fuente como a otros componentes.

Corsair HX1000i, un vistazo a su interior

Corsair HX1000i

  1. Filtro EMC/EMI que garantiza una inmunidad total contra la radiación y las emisiones.
  2. Puente de diodos para la correcta rectificación del voltaje entrante.
  3. Inductor PFC para corregir el factor de potencia de la alimentación.
  4. Corrector de alimentación mosfets PFC, diodos PFC y mosfets LLC.
  5. Relé para corriente de entrada más baja.
  6. Condensadores japoneses Nippon Chemi-Con serie KMZ de 420v cada uno.
  7. Conjunto de MOSFET de medio puente de etapa LLC para circuito resonante.
  8. Unidad digital para el control de unidades que incluye PFC + LLC + ventilador + protección.
  9. Inductor parte del circuito LLC.
  10. Condensador parte del circuito LLC.
  11. Transformador principal.
  12. Transformador para el circuito «stand-by» (modo espera) de 5V.
  13. Placas rectificadoras síncronas (SR) secundarias de etapas LLC.
  14. Placa para transformación de 3,3V y 5V desde 12VDC.
  15. Filtro para 12V.
  16. Placa metálica para el cableado modular.
  17. Ventilador para la refrigeración.

Especificaciones de la Corsair HX1000i

Corsair HX1000i

  • Fuente ATX de alimentación de gama alta.
  • Potencia de 1.000 vatios y certificación 80 Plus Platinum.
  • 83,3 amperios en el carril de 12V.
  • Preparada para alimentar cualquier tarjeta gráfica de gama alta.
  • Diseño totalmente modular.
  • Ventilador de 140 mm Fluid Dynamic Bearing (FDB), rodamientos de fluido dinámico en castellano.
  • Modo Zero RPM cuando la carga de trabajo no supera los 500 vatios.
  • Condensadores electrolíticos japoneses de alta calidad (105ºC).
  • Plataforma totalmente digital con topología LLC resonante para conseguir una conversión limpia, una alimentación consistente y un ruido mínimo.
  • Diez años de garantía.
  • Compatible con iCUE.
  • Incluye tres cables CPU de 8 pines, dos cables molex, dos cables SATA, cable ATX de 24 pines, tres cables PCIe de 8 pines y cable USB Type-C a USB 2.0 de 10 pines.
  • Sistemas de protección avanzada contra sobretensión, caídas de tensión y cortocircuitos.
  • Precio: 228,90 euros.

Equipo de pruebas, mediciones en iCUE y resultados

Corsair HX1000i

Para probar la Corsair HX1000i hemos utilizado un equipo de última generación, formado por los siguientes componentes instalados en nuestro banco de pruebas:

  • Windows 11 como sistema operativo.
  • Procesador Intel Core i5-12600K.
  • Corsair VENGEANCE, DDR5 a 4.400 MHz con latencias CL36 en dos módulos de 32 GB cada uno (64 GB en total).
  • Placa base Gigabyte Aorus Master Z690.
  • Memoria RAM
  • SSD Crucial SATA III de 480 GB.
  • SSD PCIE Gen4 x4 WD Black SN850 de 2 TB.
  • Tarjeta gráfica GeForce RTX 3050 con 8 GB de memoria GDDR6 y GeForce RTX 3090 Ti con 24 GB de memoria GDDR6X.
  • Sistema de refrigeración líquida Corsair iCUE H150i Elite LCD.
  • Fuente de alimentación Corsair HX1000i con certificación 80 Plus Platino.
  • Windows 11 como sistema operativo.

Nada más conectar la fuente e instalar el cable USB Type-C a USB 2.0 de 10 pines, y actualizar iCUE a la última versión, la Corsair HX1000i nos aparece directamente en el menú de inicio de dicha herramienta, de forma automática y sin tener que tocar nada. Buen trabajo por parte de Corsair en este sentido, ya que el grado de soporte y la implementación son simplemente perfectos.

Corsair HX1000i

En el menú de opciones de la Corsair HX1000i podemos encontrar tres grandes secciones, una llamada refrigeración, que recoge numerosos valores de importancia que van más allá de la temperatura de la fuente de alimentación, incluyendo, como vemos, datos de amperaje, potencia y velocidad de giro del ventilador.

También podemos crear perfiles y aplicarlos al ventilador, configurar alertas concretas asociadas a diferentes niveles de temperatura través de iCUE, y alternar entre los modos de funcionamiento de la fuente de alimentación (Single Rail OCP y Multi-Rail OCP).

Corsair HX1000i

He podido confirmar en mis pruebas que los valores de eficiencia anunciados con la Corsair HX1000i son reales, ya que con una carga inferior al 50% la eficiencia de la fuente se mantiene sin problemas en un valor del 92%, un dato muy bueno, sin duda. Pero esto no es todo, el modo Zero RPM también funciona a la perfección, ya que ejecutando Cyberpunk 2077 con la GeForce RTX 3050 trabajando a plena potencia y el Core i5-12600K funcionando con entre un 30% y un 70% de carga, la Corsair HX1000i fue tan sobrada que no tuvo que activar el ventilador en ningún momento.

Corsair HX1000i

La Corsair HX1000i tampoco tuvo ningún problema para mover la GeForce RTX 3090 Ti, aunque en este caso el consumo se incrementó considerablemente (unos 320 vatios más) y sí se activó el ventilador. No obstante, hay que tener presente que el ventilador no gira a la misma velocidad con cualquier carga de trabajo, sino que va subiendo en función del consumo total.

Los valores de eficiencia media que registró la Corsair HX1000i en mis pruebas fueron muy buenos, ya que se mantuvieron entre un 91% y un 92%, cifras que se confirman en el análisis que realizó Cybernetics de esta fuente de alimentación, uno de los medios más fiables en este sentido. Sus valores de rizado y de desviación son realmente buenos, lo que significa que ofrece una alimentación totalmente estable y limpia en todos los carriles.

Corsair HX1000i

Notas finales: Una fuente sobresaliente

No hay ninguna duda de que la Corsair HX1000i es una digna heredera del legado de la serie HX de Corsair, y que a día de hoy se perfila como una de las mejores fuentes de su categoría y gama, no solo por potencia y calidad de construcción, también por su alta eficiencia, su bajo nivel de ruido y por su excelente conjunto de funciones avanzadas.

En este sentido debo decir que la integración con iCUE me parece todo un acierto, ya que nos permite controlar en todo momento el estado de la fuente y crear perfiles que podremos aplicar al ventilador. Esto puede ser especialmente útil para afinar mejor el rendimiento del mismo en función de la temperatura ambiente. La interfaz es muy sencilla e intuitiva, así que no tendremos ningún problema, incluso aunque no tengamos experiencia previa.

Corsair HX1000i

La alta eficiencia energética de la Corsair HX1000i nos ayudará a reducir la factura de la luz, ya que la cantidad de energía que se pierde como consecuencia del propio trabajo de la fuente es mucho menor que en modelos con certificaciones inferiores. Por otro lado, la calidad de la alimentación que proporciona y sus medidas de protección son toda una garantía de fiabilidad, vida útil y seguridad, tanto para la propia fuente como para el resto de componentes de nuestro equipo.

Si buscas una fuente potente, fiable y hecha para durar no lo dudes, la Corsair HX1000i debería estar en tu lista de opciones. Y si crees que ofrece demasiada potencia para el equipo que vas a montar ten en cuenta que esto te permitiría disfrutar de una serie de ventajas importantes:

  • Ofrece los mejores valores de eficiencia cuando trabaja a un 50% de carga o menos (500 vatios).
  • Es totalmente silenciosa cuando el consumo no supera los 500 vatios.
  • Tendrás margen de sobra para futuras ampliaciones, y la tranquilidad de sus 10 años de garantía.

producto recomendado

Valoración final


9.5
NOTA

NOS GUSTA

Calidad de construcción.
Integración con iCUE.
10 años de garantía.
Zero RPM hasta los 500 vatios.
Rizado y ruido mínimos.
Eficiencia.
Amplio abanico de conectores.
Preparada para la next gen de GPUs.

A MEJORAR

Sin conector de 16 pines.

RESUMEN

La Corsair HX1000i es una digna heredera del legado de la serie HX de Corsair, y que a día de hoy se perfila como una de las mejores fuentes de su categoría y gama, no solo por potencia y calidad de construcción, también por su alta eficiencia, su bajo nivel de ruido y por su excelente conjunto de funciones avanzadas. Si buscas una fuente potente, fiable y hecha para durar no lo dudes, la Corsair HX1000i debería estar en tu lista de opciones

Rendimiento9.5

Calidad de construcción9.5

Instalación y gestión del cableado10

Calidad/Precio9

Leave A Reply
1 2 3 4 5 6 7 8 9 1234 78 65 41 14 85 96 35