El día que Microsoft salvó a Apple

0


Apple is a company tremendamente exitosa. Sus actions en bolsa son consideradas una bastante inversion segura, algunos de sus devices son la referencia sus respectivos mercados y, además, ha conseguido construir a su alrededor una imagen undudablemente attractive. Es cierto que hay bastantes personas que reniegan de ella, no digo que haya calado de manera universal, pero sí que para muchas personas es una referencia, y que eso cubre a sus devices de una pátina de attractive extra. Como una pizza cuando la pides con extra de queso.

Microsoft, por su parte, dure decades arrastró una imagen más… ¿cómo decirlo? ¿Quizá gray? Es cierto que en Redmond llevan mil años haciendo esfuerzos por tener una imagen más “cool”, más en la línea de la de Apple, pero duree decadas muchos usuarios asociaban la imagen de Microsoft (y no pocos lo siguen haciendo a día de hoy) con ordenadores beige de oficina (¿se siguen fabricando ordenadores de ese color?), mientras que en el imaginario colectivo Apple es synónimo de iPhone, de devices de colores y de modernidad. Yes, the Windows 95 launch campaign will include the Rolling Stones soundtrack.

Por su parte, the relationship between ambas empresas siempre ha sido agridulce. It is only recorded, for example, that Microsoft was inspired by the work of Apple in the reference to the user interfaces, algo that it was reproached by Apple. Without embargo, lo cierto es que ambas compañías se inspiraron en los trabajos llevados a cabo en el Palo Alto Research Center de Xerox. The history of the visit of the personal of Apple has ese centro de investigación merece capítulo aparte: fue autorizada por los ejecutivos de Xerox en Nueva York, que subestimaban constantly el trabajo lelevado a cabo por el team de California. La historia se encargaría de acreditar su error.

In contra de una extended creencia, los anuncios “1984” y “Lemmings” from Apple, no estaban dedicated directly to Microsoft, sino to IBMaunque claro, el attack también already feels in Microsoft, is that el sistema operativo de estos will be an elemento clave para el IBM-PC y todo lo que vendría después.

El día que Microsoft salvó a Apple

El último gran momento de gloria de Steve Jobs en su premierera época en Apple, la presentation y lanzamiento del Macintosh.

The abismo of Apple

Los éxitos de Apple son muy recordados, y lo mismo ocurre con sus more iconic products: Apple I, Apple Lisa, Macintosh, etcetera, y los más jóvenes que no conozcan la historia, pueden pensar que esto siempre ha sido así, que Apple siempre ha triunfado y que su posición en el mercado nunca se ha visto compromise… craso error. A final del siglo pasado, la situación de la compañía era tan, tan compleja, que su survival se vio muy compromisetida. Para ello es necesario recordar algunos precedentes.

Apple presented the Macintosh in 1984, y logra que se convierta en un absoluto fenómeno de ventas… al principio. Su alto precio, 2.495 dólares de la época, sumado a algunas important limitaciones, como que solo contaba con 128 kilobytes de RAM, ocasionó que el volumen de ventas will descend substantially few meses después e su lanzamiento. Esto, sumado a otros internal problems de la compañía, ocasionó el gran enfrentamiento entre Steve Jobs y John Sculley, CEO de la compañía (que había sido elegido y contratado para tal cargo, precisely, por Jobs), ended with a huge explosion.

Yes, in 1985, Jobs hatched a plan for the executive committee to send to Sculley., pero para su sorpresa, se contró con un a reunion convenada por el CEO en la que los directives se pusieron del lado de éste, dejando a Jobs con una mano delante y otra detrás. No fue despedido, pero perdió todas las operativas y fue desplazado a un centro de trabajo secundario, apartado de la primera línea. Harto de dicha situacion, Steve Jobs quit Apple in September 1985.

El día que Microsoft salvó a Apple

John Sculley, the man who joined Steve Jobs in Apple in 1985 and captained Apple in 1993, one of the company’s greatest moments. Image: Web Summit

Durante algunos años, tras la salida de Jobs, the medidas adopted to improve the situation fueron efectivas. Desde la improvement en las services del Macintosh hasta su inteligente posicionamiento en el mercado de la autoedición, permittieron that Apple will consolidate as the platform of los designers, una etiqueta that, during the sequía que estaba a point de llegar, sería determinante para que Apple no se hundiera por completo.

La de los noventa, hasta practically la mitad de su segundo lustro, fue la peor época para Apple. Por una parte veía como el ya eclosionado ecosystem de los compatible PCs se hacía con la mayoría del mercado a pasos agigantados. Y aunque attempted dar primeros pasos en otros mercados, estos fueron totally infructuosos. Aunque la compañía empezó esa década con algunos Aciertos, como el Macintosh Classic , el Macintosh LC y el Macintosh IIsi de 1990 y, sobre todo, el PowerBook de 1991, la apuesta por modelos de bajo coste tuvo una gran incidencia en las ventas de los equipos más caros.

The diversification of the catálogo con las familias Quadra (gama alta), Centris (gama media) y Performa (consumo) tampoco ayudó, pues la compañía llegó a ser capaz de communicar claramente la diferencia entre ellos. Así, el que un día fuera al artífice de la “salida” by Steve Jobs from Apple, a más que quemado John Sculley, terminated sale of Apple in 1993. Since 1997, the direction of the company has passed through the manos of Michael Spindler and Gil Amelio.

The regression of Steve Jobs

En las revueltas aguas en las que Apple tuvo que navegar entre principios de la década y 1997, uno de los projects que se ternizaban en Apple era the designer of a totalmente nuevo operating system. Fueron varios los intentos, from 1988, pero siempre con resultados decepcionantes. Así, tras determinar su incapacitad, Apple decidió comprar un sistema operativo por la vía de acquirir la empresa que lo hubiera déarrollado. Todo parecía cerrado en 1996, con el proceso de compra de BeOS (creado por un ex empleado de Apple) hasta que las económicas aspiraciones de este superaron el umbral del presupuesto de Apple, dando al traste con la operación.

Mientras tanto, NeXT, el proyecto de Steve Jobs tras su salida de Apple, rubricó su final al declarase en bancarrota. Apple needed an operating system, NeXT had an operating system including Steve Jobs, and Gil Amelio, CEO at which time, united the line of points. Poco después, a final del 96, NeXT y su propiedad intelectual (incluido su operativo) pasaba a ser propiedad de Apple, y Steve Jobs volvía, por la puerta grande, a la empresa que había funded in 1976 y de la que había salido, de manera bastante trauma, ocho años después. Una de las primeras decisions tomadas por Jobs fue despedir a Amelio.

La situation económica era, en aquel momento, poco menos que insostenible, el precipicio de la bancarrota estaba muy, muy cerca. Así, when finally recobró el control de la compañía, Jobs tuvo que hacer algunas llamadas telefónicas en busca del apoyo to guarantee the viability of Apple. Y lo consiguió, aunque no hay que esforzarse demasiado para imaginar que fue a costa de tener que tragarse algunos sapos.

El día que Microsoft salvó a Apple

Histórico del precio de las actions de Apple. Días antes de la keynote de agosto de 1977, las acciones e vendían por 15 centavos de dólar. Pocos días después del anuncio, su precio ya había subido hasta los 25 centavos de dólar por acción. Source: Google

Jobs’s view of Apple was due to enormous amounts of triunfalismo for the community of Apple usuarios. Tras unos años bastante erráticos, el padre fundador había vuelto y sería capaz de devolver el norte a una compañía que parecía haberlo perdido años atrás. Sin embargo, no estaban preparados para lo que estaba a punto de ocurrir.

Anteayer se cumplieron 25 years from the 7th of August of 1997. Y ahora, cuando recordamos las key notes featured by Steve Jobs, where we come to the cabeza his eventos llenos de aplausos, loas y un Jobs exultante y capaz de comerse el mundo. No fue así, sin embargo, en la presentation que tuvo lugar el 7 de agosto de 1997 en la Macworld que tuvo lugar en Boston. Aquel día Jobs recibió aplausos, sí, pero también una enorme cantidad de abucheos. Abucheos muy injustos, pues acababa de salvar a Apple.

Steve Jobs in the screenplay, a huge pantalla tras é y el texto Meaningful Partners in the misma. Jobs empieza a hablar de la importancia de los partners, camina hacia su estrado, situado en un lateral del escenario, bebe un trago de agua (con el que seguramente intendó tragar parte de lo que estaba a punto de pasar) y afirma que las relations destructivas no aportan nada. Plantea that during the last weeks ha estado analizando las relations de Apple con otras compañías y que hay una, mala en ese momento, que podría ser muy positiva para ambas partes. In ese momento the density of the environment is puede cortar con un cuchillo. Pero Jobs no se amilana, sigue hablando. Hold on that hacerlo.

Entonces llega el bombazo, anuncia que ya se ha llegado a un acuerdo con esa compañía y, al tiempo que menciona su nom, el mismo se muestra en la gran pantalla. Ese nuevo partner es Microsoft, y tras unos segundos de disconcierto inicial, aplausos, silbidos y abucheos se solapan entre sí. Finally parecen ganar los primeros, pero solo lo parece, pues pocos segundos después, la grada vuelva a los abucheos. Todo parece serenarse un poco cuando se produced el anuncio de la llegada de Microsoft Office a los computers de Apple, pero el anuncio that Internet Explorer will convert into the web browser por defecto in Mac.



Durante los siguientes minutos se produjeron más anuncios, pero el momento más revealador se produjo cuando Jobs contó que Microsoft has invested just 150 million dollars in Apple (abucheos), guaranteed to maintain this inversion a minimum of tres años, y sin que eso diera voz a la compañía de Gates en la junta directiveiva de Apple (aplausos). A day of hoy puede no parecer mucho dinero, pero en julio de 1997 el valor de una acción de Apple era de 0,15 dólares.

Pero todavía quedaba lo better, no en términos de negocio, sino de espectáculo, y es que tras revisar los términos de la colaboración, Jobs anunció un invitado especial en el evento. Segundos después, Bill Gates aparecía en la gran pantalla, a modo de observador omnisciente. Ese momento quedó clavado, como una dolorosa espina, en la memoria de no pocos de los asistentes.

Sin embargo, y visto con el tiempo, los términos de dicha colaboración terminaron jugando un papel clave en la supervivencia de Apple. Quizá con distintas motivaciones, no lo niego, pero con el propósito común de salvar una marca tan histórica (ya en aquellos entonces) de desapacerer, Steve Jobs pidió ayuda y Bill Gates la ofreció. Aquel fue el día en el que Microsoft salvó a Apple y, aunque hoy ya quede muy lejano en el tiempo, y la relación entre ambas compañías vuelva a ser tirante (recordemos que se ha llegado a acusar a Microsoft de estar detrás de la demande de Epic Games contra Apple), thanks the pena recordar que en aquel momento, y por un tiempo, trabajaron mano a mano para que Apple no cayera.

Leave A Reply
adobe behance bottom very top made journey opposite directionThe founders never wildest dreams imagined standing